Diez grandes músicos con sus cuentos en verso

y sus composiciones de ejemplo. Divertidos, con

rima, pero sobretodo con mucho ritmo y melodía.

Opera, sinfonía, preludio o canción siempre habrá

para leerlos en una ocasión.

 

Leerlos en voz alta es la recomendación, así

se regala afecto, se aprende a compartir lo que

nos gusta, se fomenta la lectura y favorece la

habilidad de concentración.

 

Además de este libro, incluye un libro miniatura,

la lectura de un cuento en voz alta y una pieza

musical de cada compositor.